FEPEA apoya el Corredor Mediterráneo por Teruel

La Federación de  Polígonos Empresariales de Aragón (FEPEA) celebró ayer una asamblea ordinaria en la que se aprobó su actual memoria de actividades y se decidió expresar un «apoyo total» al corredor Cantábrico Mediterráneo a través de Teruel y Zaragoza.

El organismo empresarial consideró que el proyecto, además de ser una importante inversión para la provincia de Teruel, ayudaría a mejorar las conexiones ferroviarias de mercancías entre la zona logística del  valle del  Ebro y Europa, lo que supondría «un claro empujón» para el desarrollo de las empresas instaladas en los  polígonos empresariales de toda la comunidad.

FEPEA destacó en su informe que el eje  ferroviario es una infraestructura «con un potencial logístico y empresarial sustancial»,  pues uniría importantes plataformas como Plaza, Platea o los puertos de Valencia. Además, se presenta como «una destacada oportunidad» de  dinamizar las zonas industriales de Aragón «tan deficitarias actualmente». Este decidido apoyo empresarial al trazado ferroviario llega dos días después del informe conjunto de las patronales aragonesa y valenciana destacando la capacidad para el transporte de mercancías en el caso  de que se pongan en marcha lo antes posible «todas las inversiones prometidas».

MENOS COMBUSTIBLE / La unión ferroviaria de los puertos de Valencia y Bilbao pasando por Teruel y Zaragoza evitaría que muchas de las  mercancías actuales tengan que dar un rodeo por Madrid o Tarragona. De esta forma, según los autores del estudio, se solventaría el derroche de tiempo, combustible y recursos actuales. Sin embargo, el mal estado de las vías  y los apartaderos está condenando a un lento declive a la conexión directa ya que han dejado de pasar casi  veinte trenes semanales en las últimas décadas.

FEPEA considera que el eje impulsarla la dinamización de los polígonos de la Comunidad. La federación se suma a la reclamación de empresarios de Aragón y Valencia para mejorar la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Sagunto, que permita aprovechar las grandes posibilidades logísticas aragonesas y del Corredor Cantábrico Mediterráneo. Además de ser una importante inversión para la provincia de Teruel, el eje Zaragoza-Teruel-Valencia ayudaría a mejorar las conexiones ferroviarias de mercancías entre nuestro país y Europa. Se trata de una infraestructura con un potencial logístico y empresarial sustancial, pues uniría importantes plataformas como Plaza, Platea o los puertos de Valencia.