Aragón, enclave estratégico para España y Europa.

La ubicación y el emplazamiento del suelo industrial han sido determinantes en la última gran operación inversora que se ha anunciado en Aragón a principios de este año. Así lo han declarado desde el grupo alimentario responsable de este futuro macrocomplejo logístico industrial en territorio zaragozano, que ha tenido en cuenta la proximidad con ciudades como Madrid, Valencia y País Vasco.

Esta noticia vuelve a confirmar la importancia que cobra la situación geoestratégica como detonante para que una empresa elija un determinado emplazamiento para desarrollar su negocio. En este sentido, Aragón siempre ha tenido una posición destacada, no solo en sus comunicaciones con el resto de España, sino con el mercado europeo a través del sur de Francia.

La localización en el centro del cuadrante noreste de España permite, por tanto, una rápida accesibilidad a plazas muy importantes del ámbito nacional y europeo, ya que en un radio de 300 km se encuentran las ciudades más importantes, como son Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y las principales ciudades del sur de Francia, Toulouse, Montpellier y Perpignan.

Esta privilegiada localización representa para las empresas instaladas en Aragón una ventaja competitiva en el mercado nacional, ya que permiten una reducción del coste y del tiempo de tránsito tanto de las materias primas como de los productos terminados. Además, se benefician de las oportunidades del área de influencia de la región, con más de 25 millones de consumidores a menos de tres horas por carretera y donde se concentra el 60% del Producto Interior Bruto nacional.

Por otra parte, las actuales y futuras comunicaciones de la Comunidad son todo un garante para conectar directamente con estos mercados del ámbito nacional e internacional. Hoy por hoy, existe autovía desde Zaragoza a Madrid y Valencia, y autopista a Cataluña, País Vasco, Navarra y La Rioja, y está prevista la próxima finalización de la autovía del Pirineo.

El transporte por ferrocarril se ha visto mejorado ostensiblemente con la llegada del Tren de Alta Velocidad (AVE) que alcanza los 300 km/h y une Calatayud, Huesca y Zaragoza con Madrid, Barcelona y el resto de la red de alta velocidad nacional, así como con ciudades francesas como Marsella, Nimes o Montpellier. La duración de los trayectos desde Zaragoza a Madrid y Barcelona es inferior, en la actualidad, a una hora y media.

Más de 160 polígonos

En Aragón existe una amplia red de más de 160 polígonos industriales, distribuidos por las tres provincias. Unas óptimas condiciones de equipamiento y el ajustado coste de implantación de las empresas contribuyen a propiciar una situación muy ventajosa para el establecimiento de nuevos centros productivos.

De hecho, hoy por hoy, y según indican desde el Instituto Aragonés de Fomento (IAF), es posible localizar suelo industrial urbanizado desde 9 euros/m2. Además, en caso de que la tipología de la inversión requiera una gran superficie industrial, existe la posibilidad de adquirir terreno no clasificado que puede convertirse en industrial a un precio muy reducido.

Por otra parte, de las características del mercado de trabajo aragonés, destacan desde el IAF la especialización y la adaptación a las nuevas tecnologías como cualidades básicas de la mano de obra en Aragón.

Por último, es importante la apuesta que la Administración pública hace por la logística como factor diferencial en Aragón para convertirlo en el mayor centro de distribución del sur de Europa, como se constata por la participación en los proyectos relacionados con plataformas logísticas, el apoyo a centros de I+D y formación en el sector, el compromiso con la internacionalización de las empresas logísticas, la promoción de la intermodalidad y el impulso a agrupaciones empresariales.

Fuente: Heraldo de Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *